Vitamina K2 para que sirve y como funciona

En: - WiKiMAMICA Comentario: 0 Golpear: 69

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa que se conoce principalmente por coagulación sanguínea. Fue descubierta en 1935, por el danés Henrik Dam que la nombró K por la palabra danesa para coagulación: koagulation

La vitamina K: en qué casos se indica y por qué - Mejor con Salud

El término vitamina K (también denominada vitamina antihemorrágica) reagrupa diversas sustancias que participan en la activación de ciertos factores de la coagulación (“Koagulation” en alemán). En efecto, después de haber alcanzado los vasos linfáticos, la vitamina K pasa a estar a cargo de los quilomicrones y se acumula en el hígado donde participará en la síntesis de cuatro factores de la coagulación, entre los que se encuentra el factor II (protrombina) y su conversión en trombina.

Hasta hace muy pocos años, se pensaba que no existía más que una sola forma y una sola familia activa de vitamina K, representada por la vitamina K1 (fitomenadiona o filoquinona). Es esta forma la que se encuentra esencialmente en las plantas y verduras verdes crucíferas: col, chucrut o col fermentada, perejil, espinacas y lechuga. La vitamina K es liposoluble, estable al calor, pero sensible a la luz y a los medios alcalinos.

Otras formas de vitamina K, esencialmente la vitamina K2, que se escinde en dos formas, la MK-4 y la MK-7, han sido recientemente objeto de importantes trabajos que han sacado a la luz nuevas propiedades, más allá de su implicación en los mecanismos de la coagulación sanguínea cuya importancia ya no es necesario demostrar.

Las menaquinonas (vitamina K2) son sintetizadas por las bacterias del tracto intestinal, pero desgraciadamente, son eliminadas globalmente en las materias fecales en vez de ser distribuidas en los vasos sanguíneos, los huesos y los diversos tejidos.

Estas vitaminas K2 se encuentran también en los menudos animales, las carnes, los productos fermentados, como algunos quesos, y sobre todo el nattō, un alimento japonés tradicional a base de soja fermentada, con mucho la fuente más importante de vitamina K2, pero que desafortunadamente no es consumido a diario por los occidentales.

Ya se sabe que la vitamina K2 permanece activa mucho tiempo en el organismo humano (hasta 72 horas), a dosis muy bajas, siendo diez veces más biodisponible que la vitamina K1 y que actúa sinérgicamente con numerosos nutrientes como la vitamina D o el calcio.

También existe una forma sintética, la vitamina K3 (menadiona), que apenas se utiliza, ya que interfiere con el arsenal antioxidante de defensa de las células y puede provocar una oxidación de las membranas celulares. En el lactante, es susceptible de provocar una destrucción de los glóbulos rojos que resultaría en anemia.

Por tanto los suplementos deben administrarse tanto mediante la vitamina K1 como mediante las vitaminas K2.

La fracción MK-4 de la vitamina K2 está muy próxima a la vitamina K1, que por otra parte el organismo puede convertir en vitamina K4, pero cuya vida media biológica excede a duras penas una hora, lo que hace que ésta sea un suplemento difícil de utilizar por sí solo.

Sin embargo, la fracción MK-7 posee una vida media de tres días, lo que posibilita una concentración sanguínea estable y la utilización de dosis pequeñas sin efectos acumulativos.

El Nattō constituye una de sus principales fuentes de extracción.
Según los estudios más recientes, la MK-7 resulta ser uno de los mejores agentes preventivos contra la inflamación crónica que puede dañar los tejidos durante años, silenciosamente, y contribuir de esta manera al desarrollo de enfermedades que están íntimamente relacionadas con ésta: cáncer, obesidad, enfermedades cardiovasculares (entre las que se encuentran los accidentes cerebrovasculares (también denominados ictus) y los infartos). En efecto, los estudios han mostrado que la MK-7 inhibía los marcadores profinflamatorios producidos por los monocitos.
Pero la función biológica de la vitamina K2 va todavía más allá.
Ésta fija el calcio en los tejidos donde éste debe encontrarse normalmente, es decir los huesos y los dientes. Así pues, al activar la síntesis de la osteocalcina, una hormona específica del tejido óseo sintetizada por los osteoblastos, la vitamina K2 asegura la mineralización al captar y repartir el calcio en el organismo en los huesos y en los dientes. Por tanto ésta reduce los accidentes asociados a la osteoporosis al evitar las fracturas (especialmente de la cadera).

La vitamina K2 saca el calcio de los tejidos en los que no debería encontrarse, como las arterias y los tejidos blandos que el calcio endurece. Al sacarlo de estos tejidos, la vitamina K2 los protege de una calcificación ulterior, como la aterosclerosis y la calcificación aórtica.

Y finalmente, ésta mantiene el buen funcionamiento del sistema renal al evitar los cálculos renales de tipo cálcicos.
Un estudio publicado en la revista « Modern Rheumatology » (del inglés Reumatología Moderna) también ha mostrado que la vitamina K2 posiblemente mejora los síntomas de la artritis reumatoide y que también podría servir para el mantenimiento normal del ATP (del inglés Adenosine Tri-Phosphate – Adenosín trifosfato) mitocondrial y mejorar los trastornos asociados a la enfermedad de Parkinson.

¿Carencia? ¿Déficit?

La carencia, rara en el adulto, es mucho más frecuente en los recién nacidos y los niños prematuros, pero también puede encontrarse en las personas mayores que padecen de una malabsorción intestinal o de osteoporosis. Asimismo, las mujeres encinta tienen una necesidad superior de vitamina K, al igual que los lactantes que éstas alimentan en su seno.

No obstante, los trabajos del Dr. Kate Rhéaume-Bleue han mostrado que el 80 % de los americanos presentaban una deficiencia en vitamina K2 que puede llevar a trastornos cerebrales, cáncer, accidentes cerebrovasculares, cálculos renales o incluso la osteoporosis.

Así pues, el consumo de Complete K es indispensable:

    • • Para las personas en riesgo de hemorragia;

    • • Para las que presentan una malabsorción intestinal (enfermedad de Crohn, enfermedad celiaca, diarreas crónicas…);

    • • Para las personas mayores;

    • • Para las que padecen osteoporosis, o como mínimo para todas las mujeres menopáusicas;

  • • Para las personas en riesgo de enfermedades cardiovasculares o de cáncer. Y los investigadores de la universidad de Maastricht han incluso demostrado que a muchas personas saludables les faltaba la vitamina K y que un suplemento de la misma sería beneficioso para éstas y para las personas mayores de cuarenta años.

Todo lo que debes saber sobre la vitamina K

La vitamina K no es una de las vitaminas más conocidas, pero eso no significa que no tenga un papel relevante en nuestra salud.

¿Para qué sirve la vitamina K?

La vitamina K ayuda al cuerpo a construir huesos y tejidos saludables a través de las proteínas, así como produce proteínas que ayudan a coagular la sangre. Bajo este nombre se engloba a un grupo de vitaminas liposolubles, ya que las hay de diferentes tipos, que resultan esenciales para la salud cardiovascular y ósea:

  • Vitamina K1 o filoquinona
  • Vitamina K2 o menaquinona

Junto a la vitamina D, la vitamina K ayuda a fijar el calcio en el tejido óseo, regulando el metabolismo de los huesos y reduciendo el riesgo de osteoporosis.

Pero eso no es todo, la vitamina K también evita la calcificación vascular. En otras palabras, evita que el calcio se acumule en exceso en otras partes del cuerpo como pueden ser los vasos sanguíneos, es decir, evita que el calcio se acumule en exceso en otras partes del cuerpo como los vasos sanguíneos.

Conocida como la vitamina de la coagulación, actúa también como cofactor en la formación y activación de proteínas claves en el proceso de coagulación sanguínea.

¿Qué alimentos contienen esta vitamina?

La vitamina K se incorpora a nuestro organismo a través de la alimentación. Algunas de las fuentes más importantes de vitamina K1 son las espinacas, la col rizada, el brócoli, las acelgas o la lechuga romana. En general, los vegetales de color verde son ricos en ella y cuanto más oscuro sea su color, más cantidad suele conllevar.

Pero también existen frutas que suponen un aporte de este nutriente: arándanos, higos, peras, ciruelas y kiwis son de las más ricas en esta vitamina. Aceites como el de oliva, colza o soja, también lo son.

La vitamina K2, en cambio, la encontramos en alimentos de origen animal como carne, fermentados de soja, huevos y lácteos. Las personas veganas no tienen porqué sufrir un déficit de ella, ya que la vitamina K2 puede ser sintetizada por las bacterias intestinales a través de la vitamina K1.

También puedes ayudarte con suplementos alimenticios como Curarti Kalcium, que contiene calcio, magnesio, vitamina K y vitamina D, que contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Su fórmula también incorpora vitamina D, que contribuye a la absorción y utilización normal del calcio. Pero eso no es todo, entre sus ingredientes destaca la cúrcuma, que ayuda al mantenimiento de la salud de las articulaciones y los huesos.

Hay 3 tipos principales de vitamina K: K1 y K2 son solubles en grasa y pueden ser producidas en el tracto intestinal en presencia de cierta flora intestinal (bacteria); la K3 es producida sintéticamente para el tratamiento de pacientes que no pueden metabolizar la natural debido a una falta de bilis.

Esta vitamina ayuda a que los huesos fracturados se suelden satisfactoriamente y puede tener un papel importante en la prevención de la osteoporosis .

Existen algunos indicios que indican que la vitamina K puede reducir las posibilidades de contraer algunos tipos de cáncer como el de pulmón , ovarios , y mama .

¿Es la vitamina K2 la próxima D3?

Del mismo modo que ha habido un auge positivo en el conocimiento de la importancia de la vitamina D3, otro nutriente, la vitamina K, parece prometer de una forma importante su ayuda en el tratamiento de una amplia variedad de problemas de salud. De hecho, dado que la mayoría de la gente no se aproxima en absoluto al nivel de vitamina K necesario en su dieta, es un nutriente del que simplemente tenemos que saber más.

Complete K

La vitamina K como suplemento

Hace ya mucho tiempo que se sabe que es importante el tomar un suplemento de vitamina K. Un buen ejemplo de ello es que desde 1961, se ha suministrado una inyección de vitamina K1 a todos los recién nacidos para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido. Esta situación se produce por causa de insuficiente vitamina K. Cuando nace un bebé, el tracto intestinal es estéril. Como la mayor fuente de vitamina K (en la forma de K2) la sintetiza la bacteria intestinal y la mayor parte de las mujeres no tienen una concentración elevada de vitamina K en la leche materna, el bebé depende de la cantidad de vitamina K que recibe a través de la placenta, antes del nacimiento, hasta que se forme la microflora intestinal.

Ahora parece que no son solo los recién nacidos los que pueden beneficiase del suplemento de vitamina K, ya que los nuevos datos clínicos muestran unos enormes beneficios a la hora de tratar y prevenir la osteoporosis, la artritis reumatoide y las enfermedades cardiacas.

La vitamina K original

La vitamina K es una vitamina liposoluble que es más conocida por su papel en la producción de factores de coagulación. Sin embargo, los estudios recientes han mostrado que la vitamina K es necesaria también para formar unos huesos saludables y puede tener un papel en el tratamiento y la prevención de la osteoporosis.

Hay distintas formas de vitamina K designadas como K1, K2 y K3. La primera forma, la K1 o filoquinona, tiene un origen vegetal. La K2 o menaquinona es producida por bacterias y se encuentra en algunos alimentos fermentados. Hay varios tipos diferentes de K2, según el número de moléculas conocidas como isoprenoides unidas en su cadena lateral a la menaquinona. La forma comercial más importante de la K2 es MK-7. Contiene varios residuos isoprenoides unidos a la menaquinona. La K3 es una forma sintética.

Se suele descuidar con frecuencia la vitamina K como vitamina porque la sabiduría convencional es que la carencia de esta es bastante rara porque hay buenas fuentes dietéticas de la vitamina K1 y la bacteria intestinal puede producir la K2. Algunas fuentes ricas en vitamina K1 son los vegetales de hoja verde, el brécol, la lechuga, la col, las espinacas y el té verde. Los espárragos, la avena, el trigo integral y los guisantes frescos son una buena fuente. La MK-7 se encuentra en grandes concentraciones en el Nattō (un alimento fermentado de soja que es popular en Japón). Ochenta y cinco gramos de Nattō proporcionan 850 µg de MK-7.

La vitamina K en la osteoporosis

La vitamina K juega un papel importante en la salud ósea, ya que es responsable de convertir la osteocalcina, una proteína del hueso, de su forma inactiva a activa. La osteocalcina es la proteína más importante que no es colágeno y se halla en los huesos y que adhiere el calcio en su lugar en el hueso. Una ingesta baja de vitamina K está asociada a la osteoporosis y a las fracturas de la columna. Como la vitamina K1 se encuentra en las hojas verdes de los vegetales, puede que sea un factor protector de la dieta vegetariana contra la osteoporosis.

Se han utilizado distintas formas de suplementos con vitamina K en las pruebas con humanos con el fin de examinar sus efectos en la salud ósea: la vitamina K1 (filoquinona), la menaquinona-4 (MK-4, una forma de la K2) y la menaquinona-7 (MK-7). Los resultados con los dos primeros suplementos de vitamina K (K1 y MK-4) son muy distintos de los obtenidos con la MK-7. La mayoría de los estudios doble ciego con la vitamina K1 han mostrado solo un efecto modesto o casi ninguno en la densidad ósea y, aunque los estudios con la MK-4 han mostrado unos resultados positivos en lo que respecta a reducir la pérdida ósea y en el índice de fracturas, la dosis utilizada (45 mg/día) estaba muy por encima de su utilidad nutritiva y es más probable que los resultados positivos se deban a un efecto medicamentoso por las dosis tan altas.

La MK-7 se ha visto que es más potente y más biodisponible, así como que tiene una vida media más larga que la MK-4. La MK-7 también es más efectiva que la K1 a la hora de activar la osteocalcina y permanece en el torrente sanguíneo mucho más tiempo.

En un importante estudio clínico publicado en el número del 23 de marzo de 2013, de Osteoporosis International sobre el MK-7, se dio a conocer que el dar un suplemento de MK-7 en unas dosis relativamente bajas (180 µg al día) produjo unos efectos impresionantes en la mejora de la salud ósea. En el estudio, 244 mujeres sanas tomaron, en el periodo posmenopáusico, el MK-7 o un placebo durante 3 años. Se midió a través de la prueba de densitometría ósea la densidad de minerales en el hueso de la zona lumbar de la columna vertebral, de toda la cadera y del cuello femoral; también se calcularon las dos medidas de la fuerza de la firmeza del hueso del cuello femoral.  Mediante la densitometría ósea se evaluó la fractura vertebral y se usó como medida de las fracturas vertebrales. Las medidas se llevaron a cabo al inicio y después de 1, 2 y 3 años de tratamiento.

La toma de MK-7 mejoró significativamente el estado de la vitamina K y los niveles de osteocalcina activa y disminuyó el deterioro relacionado con la edad de la concentración de minerales en el hueso y la densidad mineral del hueso en la zona lumbar de la columna y en el cuello femoral. No aumentó ninguna de las medidas en la cadera completa. La firmeza del hueso se vio afectada también favorablemente por la MK-7 – un determinante clave del riesgo de fractura. Por último, la MK-7 disminuyó significativamente la pérdida de altura vertebral de la región torácica inferior en el lugar medio de las vértebras. Estos resultados destacan la importancia del suplemento de MK-7 en las mujeres después de la menopausia.

La MK-7 en la artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad que se manifiesta con inflamación crónica y afecta a todo el cuerpo, pero especialmente a las articulaciones. Hay una evidencia abundante respecto a que la artritis reumatoide es una reacción autoinmune, en la que se desarrollan anticuerpos contra los componentes de los tejidos de las articulaciones, pero lo que desencadena exactamente esta reacción autoinmune se ha centrado en factores genéticos, una permeabilidad anormal de los intestinos, el estilo de vida y factores nutricionales, las alergias alimentarias y los microorganismos. La artritis reumatoide es un ejemplo clásico de una enfermedad multifactorial, en donde una variedad de factores genéticos, dietéticos y medioambientales contribuyen a esta enfermedad. 

Basado en estudios preclínicos que muestran otra forma de vitamina K2 (MK-4) que bloqueó el desarrollo de la artritis en el modelo animal experimental de la artritis reumatoide, se sugirió que la MK-4 podría ofrecer beneficios en la artritis reumatoide humana. Los estudios que siguieron en los seres humanos mostraron que el suplemento de MK-4 redujo la actividad de la artritis reumatoide asociada con una diminución marcada en los marcadores clínicos y bioquímicos. No obstante, como la MK-7 tiene una mayor biodisonibilidad que la MK-4 después de la administración oral, los investigadores tenían mucha curiosidad respecto a si se podrían obtener unos resultados incluso mejores con esta forma.

Para aclarar el papel terapéutico de la MK-7 añadida al régimen terapéutico normal de la artritis reumatoide en pacientes en distintas etapas de la enfermedad, 84 pacientes con artritis reumatoide (24 varones, 60 mujeres) con una edad media de 47,2 años participaron en una prueba clínica al azar. Los pacientes estaban divididos en el grupo tratado con MK-7 (n=42) y un grupo de control (n=42). Las cápsulas de MK-7 se administraron en una dosis de 100 µg/día durante tres meses al primer grupo sin cambiar otras medicaciones.

Para valorar los beneficios de la MK-7, los marcadores clínicos y bioquímicos en los pacientes con artritis reumatoide tratados con MK-7 y el grupo de control se evaluaron antes y después de tres meses. Los resultados mostraron una disminución estadísticamente significativa en el grupo tratado con MK-7 en los niveles de los marcadores de la inflamación siguientes: la velocidad de sedimentación globular (VSG), la puntuación de la actividad de la artritis reumatoide en 28 articulaciones evaluadas, la proteína C reactiva y la metaloproteinasa de matriz (MMP-3). Además, la MK-7 aumentó también el nivel de la forma activa de osteocalcina, un marcador importante de la salud ósea. Los beneficios observados con la MK-7 estaban directamente relacionados con el incremento de los niveles de MK-7 en la sangre.

La conclusión del autor fue: “la MK-7 representa un nuevo agente prometedor para la artritis reumatoide en una terapia combinada con otros fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad”.

¿Qué es la vitamina K? ¿Para qué sirve?

La vitamina K es un nutriente que el cuerpo necesita para estar sano. Es importante para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos, y para otras funciones del cuerpo. Si está tomando algún anticoagulante, como la warfarina (Coumadin®), es muy importante que consuma la misma cantidad de vitamina K todos los días.

¿Cuánta vitamina K necesito?

La cantidad de vitamina K necesaria depende de la edad y el sexo. Las cantidades promedio diarias, expresadas en microgramos (mcg) son las siguientes:

Etapa de la vidaCantidad recomendada
Bebés hasta los 6 meses de edad 2.0 mcg
7 a 12 meses de edad 2.5 mcg
1 a 3 años de edad 30 mcg
4 a 8 años de edad 55 mcg
9 a 13 años de edad 60 mcg
14 a 18 años de edad 75 mcg
Hombres adultos mayores de 19 años de edad 120 mcg
Mujeres adultas mayores de 19 años de edad 90 mcg
Adolescentes embarazadas o en período de lactancia 75 mcg
Mujeres embarazadas o en período de lactancia 90 mcg

¿Qué alimentos son fuente de vitamina K?

La vitamina K se encuentra naturalmente presente en muchos alimentos. Para obtener las cantidades recomendadas de vitamina K, hay que consumir alimentos variados, como los siguientes:

  • Hortalizas de hojas verdes como la espinaca, col rizada (o berza), brócoli y lechuga
  • Aceites vegetales
  • Algunas frutas como los arándanos azules y los higos
  • Carne, queso, huevos y granos de soja

¿Qué tipos de suplementos dietéticos de vitamina K existen?

Hay suplementos multivitamínicos/multiminerales con vitamina K. La vitamina K se encuentra sola en suplementos de vitamina K, o en suplementos de vitamina K con otros nutrientes como el calcio, el magnesio y/o la vitamina D. Las presentaciones comunes de la vitamina K son en forma de filoquinona y fitomenadiona (conocidas también como vitamina K1), y menaquinona-4 y menaquinona-7 (conocidas también como vitamina K2).

¿Consumo suficiente vitamina K?

La deficiencia de vitamina K es poco común. En los Estados Unidos, la mayoría de las personas obtiene suficiente vitamina K de los alimentos que consume. Además, las bacterias en el colon fabrican cierta cantidad de vitamina K que el cuerpo absorbe. Sin embargo, algunas personas tal vez tengan dificultades para obtener suficiente vitamina K:

  • Los recién nacidos que no reciben una inyección de vitamina K al nacer.
  • Las personas con determinados trastornos (como la fibrosis quística, la enfermedad celíaca, la colitis ulcerosa, el síndrome de intestino corto) que disminuyen la cantidad de vitamina K que el cuerpo absorbe.
  • Las personas que han tenido cirugía bariátrica.

¿Qué ocurre si no consumo suficiente vitamina K?

La deficiencia grave de vitamina K puede provocar hematomas (moretones) y problemas de sangrado debido a que la coagulación de la sangre es más lenta. La deficiencia de vitamina K podría reducir la fuerza de los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis ya que el cuerpo necesita la vitamina K para la salud ósea.

¿Cuáles son algunos de los efectos de la vitamina K en la salud?

Los científicos estudian la vitamina K para determinar cómo afecta a la salud. A continuación, algunos ejemplos de los resultados de estas investigaciones:

Osteoporosis

La vitamina K es importante para tener huesos sanos. Algunos estudios de investigación indican que las personas que consumen más alimentos ricos en vitamina K tienen huesos más fuertes y menos probabilidades de romperse la cadera que las personas que consumen menos de estos alimentos. Un par de estudios han descubierto que tomar suplementos de vitamina K mejora la fuerza de los huesos y las probabilidades de romperse un hueso, pero otros estudios no llegaron a la misma conclusión. Se requieren más estudios para determinar mejor si los suplementos de vitamina K ayudan a mejorar la salud ósea y a reducir el riesgo de osteoporosis.

Enfermedad coronaria

Los científicos estudian si los niveles bajos de vitamina K en la sangre aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, posiblemente al hacer que los vasos sanguíneos que viajan al corazón se vuelvan más rígidos y estrechos. Se requiere más investigación para entender si los suplementos de vitamina K ayudan a prevenir la enfermedad cardíaca.

¿Puede la vitamina K ser perjudicial?

No se ha demostrado que la vitamina K cause daño alguno. Sin embargo, podría interactuar con algunos medicamentos, en especial la warfarina (Coumadin®). Ver la información a continuación.

¿Existen interacciones con la vitamina K que debo conocer?

Sí, algunos medicamentos pueden interactuar con la vitamina K. Algunos ejemplos son:

Warfarina (Coumadin®)

La vitamina K podría tener una grave interacción con la warfarina (Coumadin®), que es un anticoagulante. Si toma warfarina, asegúrese de que la cantidad de vitamina K que consume a través de alimentos y suplementos sea la misma todos los días. Un cambio repentino en la cantidad de vitamina K ingerida podría causar sangrado peligroso (si consume menos) o coágulos sanguíneos (si consume más).

Antibióticos

Los antibióticos son capaces de destruir la bacteria beneficiosa del intestino. Algunas de estas bacterias fabrican la vitamina K. Tomar antibióticos durante varias semanas podría reducir la cantidad de vitamina K elaborada en el intestino y, por ende, la cantidad utilizable por el cuerpo.

Secuestradores del ácido biliar

Algunas personas toman medicamentos conocidos como “secuestradores del ácido biliar” como la colestiramina [Questran®] y el colestipol [Colestid®]) para reducir los niveles de colesterol en la sangre. Estos medicamentos reducen la cantidad de vitamina K que absorbe el cuerpo, en especial, cuando se toman durante muchos años.

Orlistat

Orlistat (Alli® y Xenical®) es un medicamento para bajar de peso. Reduce la cantidad de grasa que absorbe el cuerpo y puede reducir la absorción de la vitamina K.

Hable con el médico, farmacéutico y otros profesionales de la salud sobre los suplementos dietéticos y medicamentos (recetados y no recetados) que toma. Ellos le indicarán si estos suplementos dietéticos podrían interactuar o interferir con sus medicamentos o si los medicamentos podrían interferir con la forma en que su cuerpo absorbe, utiliza o metaboliza nutrientes como la vitamina K.

La vitamina K y la alimentación saludable

Según las Guías alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), publicadas por el Gobierno Federal, las personas deberían obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos y bebidas que consumen. Los alimentos contienen vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otros componentes beneficiosos para la salud. En algunos casos, el consumo de alimentos fortificados y suplementos dietéticos podría aportar nutrientes que, de lo contrario, no se consumirían en las cantidades mínimas recomendadas (por ejemplo, durante ciertas etapas de la vida, como el embarazo). Si desea más información acerca de cómo mantener una alimentación saludable, consulte las publicaciones Dietary Guidelines for Americansexternal link disclaimer y la guía nutricional del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, MyPlate.external link disclaimer

Comentarios:

Del mismo modo que aumentó la popularidad de la vitamina D3 en las tiendas de alimentos saludables después del auge de las investigaciones científicas positivas, parece que existe un fenómeno semejante con la vitamina K, específicamente con la MK-7. Es importante que los minoristas de las tiendas de alimentos saludables entiendan las distintas formas de vitamina K y los rangos de dosificación efectivos que se usan en los estudios clínicos. En la osteoporosis, la recomendación general es de 180 µg de MK-7 al día. Para la artritis reumatoide, la dosis usada en la prueba clínica fue de 100 µg de MK-7 diarios. Para la salud general, la mayoría de los expertos recomiendan una ingesta de 80-120 µg de vitamina K1 o K2.

Obviamente, en los pacientes con terapia anticoagulante con warfarina (Aldocumar), está contraindicado el suplemento de vitamina K. No existe otro problema conocido con tomar vitamina K1 o MK-7 a las dosis diarias recomendadas.

Revisado por:

Jorge López

Tecnico Naturópata colegiado

Nutricionista y Entrenador Personal (FPEF)

Universidad Europea Miguel de Cervantes

Universidad de Nebrija

Aviso:

La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Herboristería de Mamica no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Herboristería de Mamica no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Referencias:

  1. Almohanna HM, Ahmed AA, Tsatalis JP, et al. The Role of Vitamins and Minerals in Hair Loss: A Review. Dermatology and Therapy. 2019;9, 51-70. doi.org/10.1007/s13555-018-0278-6.
  2. Brown T, Creed S, Alexander S, Barnard K, Bridges N, Hancock M. Vitamin D deficiency in children with dental caries - a prevalence study. Archives of Disease in Childhood. 2012;97(Suppl 1). doi:10.1136/archdischild-2012-301885.243
  3. Fletcher J, Cooper SC, Ghosh S, Hewison M. The Role of Vitamin D in Inflammatory Bowel Disease: Mechanism to Management. Nutrients. 2019;11(5):1019. doi:10.3390/nu11051019
  4. Föcker M, Antel J, Ring S, et al. Vitamin D and mental health in children and adolescents. Eur Child Adolesc Psychiatry. 2017;26(9):1043-1066. doi:10.1007/s00787-017-0949-3
  5. Holick MF, Chen TC. Vitamin D deficiency: a worldwide problem with health consequences. Am J Clin Nutr. 2008;87(4):1080S-6S. doi:10.1093/ajcn/87.4.1080S
  6. Hujoel PP. Vitamin D and dental caries in controlled clinical trials: systematic review and meta-analysis. Nutrition Reviews. 2012;71(2):88-97. doi:10.1111/j.1753-4887.2012.00544.x
  7. Lerner PP, Sharony L, Miodownik C. Association between mental disorders, cognitive disturbances and vitamin D serum level: Current state. Clin Nutr ESPEN. 2018;23:89-102. doi:10.1016/j.clnesp.2017.11.011
  8. Lips P, van Schoor NM. The effect of vitamin D on bone and osteoporosis. Best Pract Res Clin Endocrinol Metab. 2011;25(4):585-591. doi:10.1016/j.beem.2011.05.002
  9. Martineau AR, Jolliffe DA, Hooper RL, et al. Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory tract infections: systematic review and meta-analysis of individual participant data. BMJ. 2017;356:i6583. Published 2017 Feb 15. doi:10.1136/bmj.i6583
  10. Office of Dietary Supplements - Vitamin D. NIH Office of Dietary Supplements. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-HealthProfessional/. Accessed July 15, 2020.
  11. Sabir MS, Haussler MR, Mallick S, et al. Optimal vitamin D spurs serotonin: 1,25-dihydroxyvitamin D represses serotonin reuptake transport (SERT) and degradation (MAO-A) gene expression in cultured rat serotonergic neuronal cell lines. Genes Nutr. 2018;13:19. Published 2018 Jul 11. doi:10.1186/s12263-018-0605-7
  12. Seasonal Affective Disorder. National Institute of Mental Health. https://www.nimh.nih.gov/health/topics/seasonal-affective-disorder/index.shtml. Accessed July 16, 2020.
  13. Sulimani RA. Celiac disease and severe vitamin D deficiency: the case for anti-tissue transglutaminase antibody screening. Arch Osteoporos. 2019;14(1):30. Published 2019 Mar 4. doi:10.1007/s11657-018-0554-1
  14. Tavakkoli A, Digiacomo D, Green PH, Lebwohl B. Vitamin D Status and Concomitant Autoimmunity in Celiac Disease. Journal of Clinical Gastroenterology. 2013;47(6):515-519. doi:10.1097/mcg.0b013e318266f81b
  15. Urashima M, Segawa T, Okazaki M, Kurihara M, Wada Y, Ida H. Randomized trial of vitamin D supplementation to prevent seasonal influenza A in schoolchildren. Am J Clin Nutr. 2010;91(5):1255-1260. doi:10.3945/ajcn.2009.29094
  16. Vanherwegen AS, Gysemans C, Mathieu C. Regulation of Immune Function by Vitamin D and Its Use in Diseases of Immunity. Endocrinol Metab Clin North Am. 2017;46(4):1061-1094. doi:10.1016/j.ecl.2017.07.010
  17. Vanlint S. Vitamin D and Obesity. Nutrients. 2013;5(3):949-956. doi:10.3390/nu5030949
  18. Pham H, Rahman A, Majidi A, Waterhouse M, Neale RE. Acute Respiratory Tract Infection and 25-Hydroxyvitamin D Concentration: A Systematic Review and Meta-Analysis. Int J Environ Res Public Health. 2019;16(17):3020. Published 2019 Aug 21. doi:10.3390/ijerph16173020
  19. Martineau Adrian R, Jolliffe David A, Hooper Richard L, Greenberg Lauren, Aloia John F, Bergman Peter et al. Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory tract infections: systematic review and meta-analysis of individual participant data BMJ 2017; 356 :i6583
  20. Ginde AA, Blatchford P, Breese K, et al. High-Dose Monthly Vitamin D for Prevention of Acute Respiratory Infection in Older Long-Term Care Residents: A Randomized Clinical Trial. J Am Geriatr Soc. 2017;65(3):496–503. doi:10.1111/jgs.14679
  21. Dra. Leigh Siergiewicz, una médico naturópata egresada de Bastyr University. Como especialista en medicina integral, a ella le apasiona ayudar a los pacientes a superar obstáculos para alcanzar un buen estado de salud y así puedan vivir de la mejor manera posible. Ella ofrece tratamientos personalizados usando nutrición, medicina a base de plantas, suplementación, asesoramiento sobre estilo de vida, además de exámenes médicos convencionales y funcionales en su consultorio con el fin de tratar a los pacientes en vez de los síntomas.
  22. Dr. Eric Madrid MD, ABIHM que está certificado por la Junta Americana de Medicina Familiar y por la Junta Americana de Medicina Integral Holística. Es el autor de Vitamin D Prescription, the Healing Power of the Sun. El Dr. Madrid se graduó de la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio. Es socio del Rancho Family Medical Group.
  23. Plameca https://www.plameca.com/todo-lo-que-debes-saber-sobre-la-vitamina-k/

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PrestaShop-# herboristeriamamica.es Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
collect Google Se utiliza para enviar datos a Google Analytics sobre el dispositivo del visitante y su comportamiento. Rastrea al visitante a través de dispositivos y canales de marketing. Sesión
r/collect Google Se utiliza para enviar datos a Google Analytics sobre el dispositivo del visitante y su comportamiento. Rastrea al visitante a través de dispositivos y canales de marketing. Sesión
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
_gd# Google Se trata de una cookie de sesión de Google Analytics que se utiliza para generar datos estadísticos sobre cómo utiliza el sitio web que se elimina cuando sale de su navegador. Sesión
_gid Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 1 día
Contenido no disponible