TODO SOBRE LOS ACEITES ESENCIALES ¿Que son los Aceites Esenciales?

En: - ACEITES ESENCIALES En: Comentario: 0 Golpear: 370

El Mundo de los Aceites Esenciales

Son tantos y tienen tantas posibilidades que hemos creído oportuno crear una familia para englobar todo lo relativo a los aceites esenciales, y tras esta breve descripción iremos completando esta familia, con mucha información de cada uno de ellos incluidas las formas de obtenerlos, criterios de calidad, propiedades, diferencias, como se utilizan y mucho mas...

Pero antes, ¿Qué son los Aceites Esenciales?

La denominación de aceite esencial se presta a confusión, ya que, en realidad, no son cuerpos grasos, sino sustancias volátiles presentes en los vegetales.

Pueden localizarse en cualquier parte de la planta y se extraen mediante destilación y arrastre por vapor de agua, a excepción de los cítricos (limón, naranja, mandarina…) en los que la obtención se realiza mediante presión de sus pieles y lo que se obtiene realmente es la esencia. Químicamente están formados principalmente por terpenos (hidrocarburos) que les otorgan interesantes acciones cosméticas, entre las que cabe destacar: antiséptica, cicatrizante, desodorante, refrescante, hidratante, descongestionante, etc.…

Los aceites esenciales son sustancias liquidas aromáticas naturales de color variable, dependiendo de la planta que se hallan extraído, y se obtienen usando lo mejor de cada planta. Estas esencias naturales y orgánicas tienen, cada una, sus características esenciales y un aroma único. 

Con respecto a su composición química, son generalmente mezclas complejas de constituyentes muy variables que pertenecen de forma casi exclusiva, al grupo de los terpenos y, en menor medida, al grupo de los compuestos aromáúcos derivados del fenilpropano (aldehído cinámico, eugenol, anetol, aldehído anísico y safrol, entre otros). 
Los compuestos tefpénicos están formados por unidades de isopreno (5 carbonos), siendo monoterpenos (10 carbonos) y sesquiterpenos (15 carbonos), pudiendo ser acíclicos, monocíclicos o bicíclicos, oxigenados o no oxigenados. La gran mayoría de los aceites son polimoleculares, conteniendo 3 a 4 moléculas mayoritarias, otras minoritarias y en ocasiones, centenares de otras moléculas en trazas.
Los aceites esenciales son segregados por células especiales que se encuentiran tanto en la corteza (Alcanfor, Bergamota), como en las hojas (Albahaca. Árbol de Té, Mejorana), las flores (Lavanda, Lavandín, Ylang Ylang), las raíces Jengibre, Vetiver) o las semillas (Anís Estrellado, Hinojo, Pimienta Negra)...
Cuando rozamos o frotamos una planta aromatica, se liberan a la atmosfera unas gotitas de aceite esencial y éstas nos llegan a la nariz, activando nuestros receptores olfativos, los cuales envían estímulos sensoriales a distintas zonas del cerebro, por ello, los aceites esenciales evocan en nuestra mente recuerdos, sensaciones o emociones asociadas a ese aroma.
El escaso rendimiento en ciertas especies botánicas explica el elevado precio de algunos aceites esenciales y la aparición de falsificaciones Para garantizar la calidad de los aceites esenciales es fundamental realizar rigurosos controles que nos aseguren que son 100% puros y naturales.

¿Cómo se obtienen los aceites esenciales?

 

Existen diversas técnicas que varían dependiendo de la parte de la planta que se vaya a tratar, de su fragilidad y sus características botánicas. En este apartado sólo describiremos las dos técnicas autorizadas por la Farmacopea Europea (FE): la destilación por vapor de agua y la de prensado en frío. La técnica del enflorado (maceración por saturación) está en desuso y la de extracción mediante disolventes (técnica que sustituye al enflorado), no está autorizada por la FE. 

 

La obtención de los aceites esenciales a través de la destilación por vapor de agua y la del prensado en frío, aseguran que el aceite esencial esté completo en sus activos vegetales para ofrecer de esta forma unas sensaciones de bienestar únicas y diferentes en contraposición con el uso de las fragancias sintéticas:

 

 

 

DESTILACION POR VAPOR DE AGUA

 

También conocida como Destilación por Arrastre de Vapor de Agua. Esta técnica es la más utilizada y consiste en generar vapor, normalmente en un hervidor. Luego se inyecta al destilador por donde pasa a través del material botánico en un recipiente de metal inerte, con un tamiz en el fondo para que las plantas no entren en contacto directo con el agua. El vapor generado atraviesa la planta y extrae las micro-gotas de aceite esencial. Este vapor de agua aromático se enfría en un serpentín mediante un circuito fe agua fría. A la salida del serpentín, se optime una mezcla de agua y aceite esencial. El aceite esencial, de menor densidad que el agua, flots, lo que permite recuperarlo por la diferencia de densidad mediante un vaso florentino o esenciero, El aceite esencial se separa del agua de destilación, llamada hidrolato.

 

 

 

PRENSADO EN FRIO

 

Esta técnica se utiliza para extraer aceites esenciales de las cascaras de los cítricos (Limón, Naranja, Mandarina, Pomelo). El aceite esencial de los cítricos se encuentra en pequeñas bolsas situadas bajo la piel del fruto (pericarpio). Para llevar a cabo esta técnica se utilizan prensas hidráulicas. A continuación, se separa la pulpa y el aceite esencial en la centrifugadora.

 

 

 

¿Qué criterios garantizan la calidad de los aceites esenciales?

 

La Validación de la identidad de la planta

 

  • La garantía botánica

 

  • El nombre de la planta que identifica el género y la especie. 

 

  • La certificación de ingrediente 100% puro y natural. 

 

  • El origen geográfico: El nombre del lugar de origen que caracteriza la composición bioquímica del aceite esencial. 

 

• El quimiotipo: Son los componentes químicos del aceite esencial, siendo muy importante para asegurar la calidad, efectividad y seguridad del aceite esencial. Cuando los aceites esenciales son quimiotipados significa tienen una composición definida, son 100% puros y de origen natural, no desnaturalizados ni mezclados con otros aceites, son sometidos a ferreos controles de calidad, eficacia, cromatología de gases para validar su perfil químico para determinar su quimiotipo.

 

  • El método de extracción: Destilación por arrastre de vapor de agua, o en el caso de los cítricos, por extracción en frío. 

 

  • La parte de la planta utilizada: En función de la parte de la planta extraída cambiará la composición bioquímica. 

 

  • Contenido en alérgenos: Los alérgenos que de manera natural están presentes en el aceite esencial.

 

 

  • Envase adecuado: No todos los envases son aptos para contener este tipo de producto, por eso es importante escoger aceites esenciales que mantengan su frescura y eficacia. Esto se consigue con envases de cristal, de color oscuro, con tapón especial, que protegen de esta forma al producto de la luz, humedad y oxigeno.

 

 

 

¿Qué propiedades tienen los aceites esenciales?

 

Existe un gran desconocimiento de las excelentes propiedades para el uso cotidiano, aunque en la industria de la alimentación, cosmética y farmacia se utilizan ampliamente desde mediados del siglo pasado.

 

 

Cada aceite esencial contiene las propiedades específicas de la planta de la que se obtiene, cuyos componentes químicos serán utilizados para distintas finalidades, aunque en líneas generales, y gracias a sus complejas composiciones moleculares, todos los aceites esenciales presentan, en mayor o menor grado, las siguientes características: 

 

• Son antisépticos. Son especialmente eficaces contra microbios patógenos (virus, bacterias y hongos nocivos), incluyendo cepas antibiorresistentes. Compuestos como el citral, geraniol, linalol o timol muestran eficacia antiséptica muy superior al del fenol. 

 

  • Son regeneradores y cicatrizantes. La mayoría de ellos ayudan a la regeneración celular, estimulan el crecimiento de nuevo tejido y favorecen la cicatrización. 

 

• Tienen efectos psicoemocionales. Todos los aceites esenciales, en mayor o menor grado, ejercen su influencia, a través del olfato, sobre el sistema nervioso central. Esto se traduce en estimular, calmar o regular nuestro estado de ánimo y las emociones. 

 

 

• Son sedantes. Ejercen acción específica sobre nervioso, reduciendo el estrés, aliviando la tensión y favoreciendo la relajación. Actúan como sedantes para el dolor, acompañado de nerviosismo y ansiedad.

 

 

• Son inmunoreguladores e inmunomoduladores. Tonifican las células defensivas y equilibran su mecanismo de acción, ayudando a estimular las defensas cuando están disminuidas, o normalizando en caso de hiperreacción inmunitaria. 

 

• Son antiinflamatorios. Reducen la actividad de las sustancias proinflamatorias, favoreciendo el alivio en procesos inflamatorios. 

 

  • Son emenagogos y antiespasmódicos. Favorecen el equilibrio hormonal, contribuyendo al proceso menstrual en la mujer o normalizando en la menopausia. Su carácter antiespasmódico, permite aliviar las dismenorreas. Además, su efecto regulador psicoemocional, ayuda en los estados del síndrome premenstrual. 

 

• Son digestivos y anticólicos. Favorecen la secreción de jugos digestivos, estimulan la actividad del metabolismo hepático y ayudan a la digestión. Protegen la mucosa digresiva y regulan los movimientos del intestino, aliviando pequeños dolores y cólicos intestinales. 

 

• Son expectorantes. Favorecen la expulsión de la mucosidad de las vías respiratorias, a la vez que calman la tos. Además, tienen otras propiedades que los hace excelentes aliados para las dolencias de invierno y de las vías respiratorias al ser astringentes, antialergénicos o analgésicos.

 

 

Los aceites esenciales se han utilizado históricamente en muchas culturas por sus beneficios medicinales y terapéuticos. En la actualidad, sus usos se han ampliado a nuevos enfoques, tanto de belleza como de salud, basándose en los usos tradicionales. Su estructura química tan específica les permite pasar directamente a través de la piel para una respuesta sistemática inmediata a la aplicación tópica. 

 

Se pueden usar individualmente o mezclados entre sí, para crear combinaciones propias. Además, los aceites esenciales pueden ser usados a muchos niveles: físico, emocional, mental, espiritual... y son ideales en combinación con otras terapias, existiendo diferentes formas de disfrutar de sus beneficios: a través de masaje, en el agua de baño, mediante vaporización y ó inhalación, para perfumar habitaciones, a través de compresas, etc.

 

 

Masaje 

 

Es el más popular y favorece a la absorción de los aceites en la piel. Diluimos nuestra elección de aceite esencial en un tarro de esencias en una dosis recomendada de 6 gotas por cada 10 ml (dos cucharadas de café) de aceite base. También podemos crear nuestro propio ungüento: basta con escoger una crema base o un aceite vegetal corporal, y con la esencia escogida haremos nuestro propio ungüento. 

 

Baño 

 

Las esencias mezcladas con agua caliente se absorben con gran rapidez a través de los poros dilatados, al tiempo que se inhalan sus vapores. Es otra deliciosa manera de usar los aceites esenciales. Preparamos un baño caliente, añadimos unas 10 gotas de aceite esencial y las dispersamos con la mano. Luego, nos relajamos en el baño al menos 10 minutos, para permitir de esta manera que el aroma actúe. 

 

 

 

Vaporización 

 

La vaporización de aceites esenciales puede crear diferentes ambientes refrescantes en tu hogar. Los quemadores de aceite o los dispersores son ideales para vaporizar aceites esenciales. Unas gotas de esencia de limón pueden ayudar a mantener a raya a los insectos. 

 

 

 

Inhalación

 

Es un método tradicional en el uso de aceites esenciales: ponemos un par de gotas sobre un pañuelo e inhalamos el aroma. También podemos añadir unas gotas a un bol de agua caliente, cubrirnos la cabeza con una toalla y respirar durante 5 a 10 minutos. 

 

 

 

Perfumar

 

Para perfumar una habitación se pueden poner unas gotas de esencia a la cera derretida de una vela. También se pueden añadir 2 gotas a una bombilla de la luz. Lo ideal es que la bombilla esté apagada, y que tras añadirle las gotas la encendamos.

 

 

 

¿Cómo penetran en el cuerpo los aceites esenciales? 

 

Existen diferentes vías por las que los aceites esenciales pueden penetrar dentro del organismo humano. Las tres más comunes son: 

 

 

 

Vía oral

 

A través del aparato digestivo, un aceite esencial puede incorporarse a nuestro torrente sanguíneo cuando lo ingerimos. Sin embargo, está totalmente desaconsejado realizar esta práctica sin control alguno, ya que ingerir un aceite esencial sólo debe hacerse siguiendo las indicaciones del fabricante y siempre y cuando, sea de grado alimentario. 

 

 

 

Vía respiratoria 

 

Los aceites esenciales son partículas volátiles es decir, se evaporan. Al ser inspiradas, penetran en el organismo a través de los alveolos pulmonares llegando hasta nuestro torrente sanguíneo. La rapidez y eficacia con la que se incorporan depende de muchos factores como, por ejemplo, la intensidad de la respiración, la cantidad de oxígeno que tengamos en sangre, o las particularidades específicas del aceite en cuestión. El intenso aroma de los aceites esenciales tiene un efecto inmediato en las emociones, por eso, una de sus principales aplicaciones consiste en equilibrar estados de ánimo desordenados o extremos.

 

 

Vía. Tópica (a través de la piel) 

 

Atravesando las distintas capas de la piel, los aceites esenciales también acceden a nuestro torrente sanguíneo y se difunden por todo el cuerpo. La epidermis es una de las zonas de nuestro organismo más beneficiadas con su uso continuado, pues no sólo hidratan y nutren la piel, sino que además la mayoría de los aceites esenciales son efectivos regeneradores celulares, estimulando el crecimiento celular en las capas más profundas. 

 

La rapidez de penetración en sangre dependerá, sobre todo, de la densidad o fluidez del aceite en cuestión.

 

 

 

PRECAUCIONES DE USO

 

 

PRECAUCIONES GENERALES

 

Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas y por tanto deben observarse ciertas precauciones generales: 

 

• Evitar contacto con ojos y mucosas. 

 

• Mantener alejado del alcance de los niños. 

 

• No inhalar en estado puro. 

 

• Como norma general, no aplicar durante los 3 primeros meses de embarazo, ni en niños menores de 6 años, ni en bebes menores de 30 meses. 

 

• Especial precaución en caso de alergias, asma, epilepsia o estar en tratamiento médico, consultar al médico antes de usar el producto. 

 

• En caso de hipersensibilidad o irritación, dejar de utilizar inmediatamente. 

 

• Los aceites esenciales son inflamables. Evitar el contacto directo con una llama. 

 

• Conservar en recipientes opacos y en lugar fresco y seco. 

 

• Lávese las manos después de su manipulación. 

 

 

PRECAUCIONES ESPECÍFICAS

 

• Aceites Esenciales Cítricos: Bergamota, Jengibre. Limón, Naranja, Mandarina y Pomelo, son fotosensibles, por lo tanto, se deben utilizar de dos a tres horas antes de la exposición directa al sol. 

 

• Los siguientes Aceites Esenciales no deben ser utilizados para difusión: Alcanfor, Canela, Clavo, Pimienta Negra, Salvia Española y Tomillo. 

 

 

USO TRADICIONAL

 

• Para este uso, se recomienda que los Aceites Esenciales sean supervisados por un Profesional Sanitario. 

 

 

ACTIVIDAD GASTRONOMICA 

 

• Este uso es exclusivo de los Aceites Esenciales que han obtenido el Grado o Calidad Alimentaria.

 

 

¿Qué es Aromaterapia? 

 

Cuando se habla de aceites esenciales, se está obligado a hablar de la Aromaterapia, que es la ciencia que estudia la aplicación terapéutica de los aceites esenciales. Forma parte de la fitoterapia, ciencia milenaria que se basa en el estudio de las propiedades curativas de las plantas. 

 

En la actualidad, se habla de dos clases de Aromaterapia: 

 

-La Aromaterapia Científica: aplica los aceites esenciales basándose en las acciones comprobadas científicamente. Se emplea principalmente en el ámbito físico, tanto en uso externo como interno. 

 

-La Aromaterapia Holística: tiene un campo de actuación sobre la persona en su totalidad física, psíquica y espiritual. También incluye ambas vías, externa interna.

 

 

¿De qué materias primas se nutre la Aromaterapia? 

 

•Aceites esenciales: Como su nombre indica, y ya comentado anteriormente, es la esencia de la planta. 

 

• Hidrolatos: Son las aguas resultantes del proceso de destilación, tras la separación del aceite esencial. Contienen trazas del aceite esencial residual, además de los compuestos volátiles hidrosolubles. Tienen propiedades terapéuticas y cosméticas. 

 

•Aceites vegetales: Van ligados a los aceites esenciales actuando como diluyentes. Cada aceite vegetal tiene sus propiedades y su propio aroma y debemos tenerlo en cuenta a la hora de escogerlos y combinarlos. Aunque para usarlos en perfumes su olor debe ser mínimo, como el de jojoba, Coco, Almendras Dulces, Argán, Baobab... 

 

Los mejores aceites vegetales son aquellos que se han obtenido por primera presión en frío (virgen). Los que no se obtienen de primera presión en frío son refinados, que habitualmente implica calentamiento y degradación de algunos componentes de los aceites vegetales, así como el uso de sustancias químicas. 

 

  • Oleatos: Son maceraciones de plantas en aceite vegetal que permiten añadir al aceite las propiedades de la planta. Para elaborarlos se introducen los pétalos, hojas, tallos, etc., en un recipiente que contiene aceite, pudiendo ser de oliva, almendras, girasol, y se dejan macerar de 3 a 4 semanas. 

 

• Cremas y geles base: Son productos cosméticos acabados, pero no contienen aromas, perfumes ni activos importantes. Se utilizan como soporte de los aceites esenciales y permiten elaborar rápidamente un producto personalizado para múltiples aplicaciones y adaptarlo a nuestras necesidades.

 

By Jorge López

Tecnico Naturópata colegiado

Nutricionista y Entrenador Personal (FPEF)

Universidad Europea Miguel de Cervantes

Universidad de Nebrija

Aviso:

La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Herboristería de Mamica no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Herboristería de Mamica no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

comentarios

Deje su comentario