Acéite de Árnica 50ml BIO de Pranaróm

19,79 €

Producto nuevo

Acéite de Árnica

(Arnica montana)

BIO 

Se obtiene por maceración de flores de árnica en un aceite neutro

1 Artículo

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Acéite de Árnica

(Arnica montana)

BIO 

Se obtiene por maceración de flores de árnica en un aceite neutro

Bálsamo de aventureros ! 

 

Un macerado muy preciado por su capacidad para curar pequeñas lesiones ocasionadas durante las vacaciones o la práctica deportiva. Puede emplearse en estado puro o en combinación sinérgica con el calófilo, la caléndula o la avellana, y es perfecto para los estilos de vida activos. 

 

La producción de flores de árnica es escasa. Eso explica que este aceite sea tan valioso, aunque su extraordinaria actividad en trastornos de articulaciones y músculos, o contra la inflamación justifica la inversión. 

 

NOTA IMPORTANTE: El aceite vegetal de árnica tiene propiedades exclusivamente cosméticas. Su consumo por vía oral puede provocar problemas cardíacos.

 

Breve descripción de la composición: 

Ácidos grasos complejos, en función del tipo de aceite utilizado en la maceración. Trazas de aceite esencial de árnica. Fitoesteroles y lactonas sesquiterpénicas, con propiedades antiinflamatorias.

Consejos:

Quemaduras solares: Tras enfriar la zona afectada (con compresas frías húmedas, agua, etc.) aplicar generosamente y con un masaje suave varias gotas de macerado oleoso de árnica. Repetir la aplicación 6 veces durante las siguientes 24 horas.

Consejos:

Uso cosmético : Conviene para el masaje cutáneo, puro o como soporte para los aceites esenciales (siempreviva, menta piperita, laurel noble). Se utiliza en casos de articulaciones con síntomas de rigidez y tensiones musculares.

Precauciones:
• Mantener fuera del alcance de los niños pequeños.

• Salvo por opinión de un experto, no utilizar durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 3 años.

• Mantener lejos de toda fuente de calor y luz.

USO EXTERNO

Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Productos relacionados